Fin del bufón: por qué cayó Boris

Su peor pecado fue la traición al pueblo británico. Las mentiras y el descarado desprecio por las normas provocaron su caída. Sin embargo, su legado ha sido la incompetencia para cumplir las promesas que realizó a sus votantes.