Política

COSACOS DE ZAPOROZHIA, COSACOS DEL DNIEPER, COSACOS DEL DON

Cronología de los últimos días, el minuto a minuto de la crisis Rusia-Ucrania que tiene en vilo al mundo.

Compartir:

Abandone toda esperanza, el que aquí entre.
Dante Alighieri, La Divina Comedia

CRONOLOGÍA DE LOS ÚLTIMOS DÍAS

17 de enero

En la reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el representante de Rusia Alexander Lukashevich, anuncia que la situación en Donbas está empeorando “significativamente” y que el gobierno ucraniano “no excluye un escenario contundente” en Donbas.

18 de enero

Medios patrocinados por Moscú difundieron una historia falsa sobre aviones bielorrusos disputando el espacio aéreo ucraniano. Afirmaron en falso que las ciudades de Lviv, Lutsk y Vasilkiv respondieron a una alerta de combate en relación con tres cazas bielorrusos que ingresaron al espacio aéreo ucraniano. Los funcionarios de ambos países no emitieron declaraciones sobre el presunto incidente.

Los mismos medios informan que el Servicio Estatal de Fronteras de Ucrania está instalando helipuertos y cercas de alambre cerca de la frontera con Bielorrusia para prepararse para eventuales escaladas con ese país. La “Operación Polisya” sería según el Kremlin para ocultar preparativos ucranianos de una provocación contra Bielorrusia.

Maria Zakharova, portavoz del Min RRII de Rusia, negó lo aseverado por el New York Times sobre la evacuación de diplomáticos rusos de Ucrania, aunque afirmó que los ucranianos amenazan “regularmente” a la embajada de Rusia en Ucrania. Zakharova declaró que la embajada en Kiev y el consulado en Lviv continúan operando a pesar de un presunto ataque con cóctel Molotov contra el consulado y las provocaciones de «radicales ucranianos y fuerzas de seguridad ucranianas» contra el personal diplomático ruso.

El gobernador ruso de Crimea, Sergey Aksyonov, y el líder de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, afirmaron que todos los eslavos “estarán juntos” una vez más en una celebración del aniversario de la consolidación de los cosacos ucranianos de 1654 en el Imperio Ruso. Aksyonov dio a entender que la unificación de Ucrania con Rusia daría prosperidad económica y oportunidades colectivas para todos, aunque no especificó cuándo “la historia pondrá todo en su lugar”. Pushilin pidió la plena integración con Rusia en un «gran país con grandes oportunidades y posibilidades de un estado soberano». En el acto se señaló que el líder histórico cosaco ucraniano Bohdan Khmelnytsky fue un héroe por reunificar el Estado ucraniano con Rusia al advertir que los ucranianos “nunca se convertirían en parte de Europa”. El Kremlin continúa avanzando operaciones de información sobre la dependencia ucraniana de Rusia y el desinterés de Europa en la independencia y los mejores intereses de Ucrania.

Sergey Naryshkin, director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia,  denunció que “el terrorismo de Estado que tiene lugar en el territorio de la Ucrania moderna” es comparable a la ocupación nazi de los territorios soviéticos. Caracterizó las protestas de Maidan de 2014 como un “golpe de Estado sangriento” que condujo a una guerra civil dirigida por la élite y los nacionalistas ucranianos. Naryshkin agregó que el gobierno “oligárquico corrupto” de Ucrania da órdenes de matar a los rusos étnicos y a cualquiera que no esté de acuerdo con él.

Naryshkin alegó que Kiev está armando cargos penales contra el expresidente ucraniano Petro Poroshenko para mejorar su reputación. Esto respalda la narrativa del Kremlin de que Poroshenko y Zelensky, son nacionalistas radicales antirrusos.

19 de enero

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, declaró que se esperan respuestas por escrito “en días” de Occidente sobre las garantías de seguridad exigidas por Moscú.

TASS divulgó que el líder del gobernante Partido Siervo del Pueblo de Ucrania declaró que cree que los medios occidentales «inflaron» la amenaza percibida de una intervención rusa contra Ucrania. Los informes de TASS insinuaron que incluso los líderes políticos ucranianos descreen de una ofensiva rusa contra Ucrania.

Los medios en el Kremlin impulsaron la idea de que el ex presidente ucraniano Poroshenko busca recuperar el poder en Ucrania después de que éste sugiriera que el secretario de Estado de EE. UU., Anthony Blinken, debería reunirse con todas las demás fuerzas democráticas en Ucrania. Es probable que el Kremlin continúe aprovechando los cargos penales contra Poroshenko para promover una narrativa de que existe una creciente lucha por el poder e inestabilidad interna en Ucrania.

Maria Zakharova, comparó a los nacionalistas ucranianos con el terrorista nacional de extrema derecha noruego Andres Behring Breivik y dijo que los informes de evacuación en la embajada rusa en Kiev son una “provocación”. Zakharova dijo que los extremistas ucranianos cometieron mucho más crímenes contra los residentes de Donbas que Breivik, quien asesinó a 77 e hirió a 150 víctimas. Zakharova dijo que Occidente ignora a los radicales ucranianos que adoptan valores y símbolos nazis. Zakharova indicó que Estados Unidos colaboró con el Servicio de Seguridad de Ucrania para llevar a cabo una operación de información fallida para atacar al personal diplomático ruso. El Kremlin continúa impulsando la historia de que Occidente apoya y contribuye al neonazismo ucraniano contra Rusia.

20 de enero

Los medios rusos afirmaron que en la reunión de la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, con su homólogo ruso, Sergey Lavrov, del 18 de enero cambió la opinión de Berlín a favor de firmar un contrato de gas con Rusia en esta fecha. La prensa dio a entender que Baerbock no mantuvo su habitual posición fuerte contra la certificación de Nord Stream-2, lo que implica que la política occidental es maleable e inconexa.

23 de enero

Maria Zakharova, afirmó que Occidente está preparando el ámbito informativo para una serie de provocaciones, incluidas militares. Zakharova afirmó que Occidente condicionó la información a través de las redes sociales y medios tradicionales como The New York Times y Bloomberg, criticando las versiones sobre China disuadiendo la invasión rusa de Ucrania y la evacuación del personal diplomático ruso en Kiev. Acusó al Ministerio de Relaciones Exteriores británico de impulsar información oficial falsa sobre el Kremlin dando un golpe de estado en Ucrania e instalando a un exdiputado ucraniano prorruso, Yevhen Murayev.

24 de enero

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que el gobierno ucraniano concentró un enorme número de fuerzas y equipo en la línea de contacto en preparación para acciones ofensivas contra Donbas. Peskov dijo que existe una amenaza mayor que antes de que las fuerzas ucranianas comiencen una provocación. Peskov agregó que cualquier arma «defensiva u ofensiva» puede «inspirar a los exaltados en Kiev a comenzar esta operación». El Kremlin está intensificando sus acciones de información sobre una invasión ucraniana para establecer las condiciones para su propia operación en el sureste de Ucrania o para asegurar más concesiones diplomáticas de los EE. UU. y la OTAN.

Dmitry Peskov, dijo que al difundir información sobre la salida de sus diplomáticos, Estados Unidos y la OTAN pueden provocar un aumento de la tensión. TASS afirmó que Francia está evacuando a sus diplomáticos y sus familias de Kiev siguiendo el ejemplo de EE. UU. y el Reino Unido, aunque no hay información oficial disponible de París. Los medios rusos informaron que Japón está considerando evacuar a los ciudadanos japoneses y al personal de la embajada en Ucrania. TASS informó que Berlín patrocinará las tarifas de transporte para que las familias de sus diplomáticos regresen a Alemania. También informaron que las aerolíneas Swiss, Lufthansa, Austrian Airlines y KLM se negaron a aterrizar durante la noche en Kiev en medio de informes occidentales sobre la invasión rusa de Ucrania.

Maria Zakharova, dijo que el Kremlin aclaró todas las posibles preguntas de Estados Unidos sobre las demandas de seguridad rusas. Y agregó que la “posición rusa no cambia” al anticipar una respuesta por escrito a todas las demandas rusas a Estados Unidos. Negó la afirmación de Bloomberg de que el presidente chino, Xi Jinping, le pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, que se abstuviera de invadir Ucrania antes de los Juegos Olímpicos de Beijing el 24 de enero. Bloomberg informó el 22 de enero que China disuadirá a Rusia de invadir Ucrania entre el 28 de enero y el 20 de marzo para mantener sus propios intereses diplomáticos y comerciales. Zakharova exclamó que no esperaba “este nivel de desinformación” de Bloomberg, citando que la publicación siempre se comunica con los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia para obtener un comentario oficial. Afirmó que Occidente ahora difunde desinformación a través de canales oficiales, como la acusación del Reino Unido de que el Kremlin intenta instalar un líder prorruso en Ucrania. La respuesta de Zakharova debilita la narrativa de negación total del Kremlin oficial de cualquier invasión de Ucrania.

25 de enero

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, acusó a EE. UU. de una escalada física e informativa en torno a Ucrania, lo que llevó a Rusia a observar la situación con «gran preocupación» el 25 de enero. Peskov agregó que tales escaladas no afectarán las conversaciones en la etapa actual. Peskov dijo que antes de que el Kremlin desarrolle su curso de acción, Rusia “necesitará recibir la respuesta del notorio texto” de Estados Unidos esta semana.

Los medios de comunicación patrocinados por el Kremlin amplificaron las afirmaciones del diputado ucraniano del Partido Siervo del Pueblo, Bohdan Yaremenko, sobre los socios occidentales de Ucrania el 25 de enero. “extremos, pero socios ucranianos”. Yaremenko insinuó que Ucrania se encuentra en una esfera de información desafiante en la que Kiev no puede minimizar la amenaza rusa, ni puede pedir a las publicaciones estadounidenses que se abstengan de «presiones psicológicas e informativas excesivas».

La declaración de Yaremenko sobre la amenaza de invasión rusa sugiere que el diputado acusó a los EE. UU. de producir informes alarmistas falsos, mientras abandonaba Ucrania frente a las escaladas.

28 de enero

Los medios del Kremlin ampliaron el informe de CNN de que el presidente ucraniano Zelensky discutió con el presidente Biden el 28 de enero. TASS citó a un funcionario de la administración ucraniana que sostuvo que las afirmaciones falsas sobre Zelensky-Biden llaman a “potenciar las tensiones”. TASS refutó la negación, sugiriendo que dos líderes discutieron sobre la negativa de Estados Unidos a suministrar armas de alta tecnología y desplegar tropas en Ucrania. Los medios rusos alegaron que Biden le dijo a Zelensky que Estados Unidos no impondrá ninguna sanción preventiva a Rusia y rechazó a Ucrania como miembro de la OTAN.

El presidente de la Duma estatal rusa, Vyacheslav Volodin, dijo que “Rusia y Ucrania necesitan paz; Estados Unidos y los países europeos no necesitan una guerra nuclear”. Dijo que el líder ucraniano pro-Kremlin, Viktor Medvedchuk, quiere negociar con Rusia, pero que el gobierno ucraniano rechaza tales propuestas porque sabe que “Rusia no luchará contra Ucrania”.

RUSIA

El despliegue del Distrito Militar de Tern en Bielorrusia probablemente sea mayor el despliegue de Rusia. Un canal de Telegram dirigido por trabajadores ferroviarios bielorrusos declaró que desde el 14 de enero, 33 trenes militares llegaron desde Rusia a Bielorrusia con un promedio de 50 vagones por tren. El canal Telegram afirmó que está previsto que 200 trenes de Rusia lleguen a Bielorrusia en total.

Es probable que Rusia esté desplegando al menos siete a diez grupos tácticos de batallón en Bielorrusia con elementos de las siguientes unidades:

• Brigada Logística 104

• 54 Brigada de Comando y Control

• 64.ª Brigada de Fusileros Motorizados

• 38.ª Brigada de Fusileros Motorizados

• Brigada de Artillería 165

• 37ª Brigada de Fusileros Motorizados

• 5ª Brigada de Tanques

• 155 Brigada de Infantería de Marina

• 14ª Brigada de Fuerzas Especiales

El Ministerio de Defensa ruso confirmó que se desplegaron en Bielorrusia 12 cazas Su-35 Los usuarios de las redes sociales bielorrusas han observado elementos rusos desplegándose en el sureste de Bielorrusia en Grodno Oblast, en la frontera con Ucrania, desde el 17 de enero.

• El medio de comunicación británico Sky News informó el 20 de enero que el Reino Unido desplegó 30 tropas de las Fuerzas Especiales junto con la entrega de 2.000 armas antitanque ligeras a Ucrania desde el 17 de enero. El gobierno del Reino Unido confirmó previamente el 17 de enero que enviaría una cantidad no especificada de armas antitanque a Ucrania. Ucrania, pero no ha confirmado el despliegue de personal.

Sergey Lavrov dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, está listo para discutir la normalización de las relaciones ruso-ucranianas si el presidente Zelensky está listo para hablar. Es probable que el Kremlin esté estableciendo condiciones para que Zelensky y Occidente hagan concesiones políticas. También afirmó que si Occidente excluye a Rusia de los sistemas financieros y económicos sería como romper las relaciones con Rusia.

Putin y Emmanuel Macron, discutieron las garantías de seguridad de Rusia en Europa el 28 de enero. Putin enfatizó que la respuesta de Estados Unidos no “tuvo en cuenta” las “preocupaciones fundamentales” de Rusia sobre la no expansión y el no despliegue de armas de ataque de la OTAN cerca de las fronteras rusas y la retracción de la OTAN a sus fronteras de 1997. Discutieron los resultados de la reunión de asesores políticos del Formato de Normandía del 26 de enero y acordaron permanecer en estrecho contacto.

En igual sentido Lavrov y Annalena Baerbock, discutieron la implementación de los Acuerdos de Minsk II en una llamada telefónica el 28 de enero. Ambos ministros expresaron su apoyo para trabajar dentro del Formato de Normandía para promover la implementación total de los Acuerdos de Minsk II. Lavrov, dijo que la cuestión de que Rusia reconozca las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk debe considerarse en el contexto de la línea firme del Kremlin para exigir a Occidente a que obligue a Kiev a cumplir con los acuerdos de Minsk.

Lavrov, indicó que la respuesta de Estados Unidos a las garantías de seguridad de Rusia contiene algo de racionalidad y que las negociaciones aún no han terminado. Afirmó que aunque Occidente rechazó las demandas centrales de Rusia, las respuestas estadounidenses y de la OTAN consideran favorablemente las propuestas rusas de los últimos años, que incluyen disposiciones sobre misiles de corto y mediano alcance, la realización de ejercicios más lejos de las fronteras entre la OTAN y Rusia, y propuestas sobre parámetros para la distancia máxima de vuelos y despliegues de barcos.

REINO UNIDO

El Reino Unido comenzó a suministrar a Ucrania una cantidad no especificada de nuevas armas ligeras antitanque de próxima generación. El Ministerio de Defensa del Reino Unido anunció la decisión de enviar las armas en respuesta al comportamiento cada vez más amenazante de Rusia. Ya ha enviado al menos siete vuelos de aviones de transporte C-17.

El 24 de enero comenzó a retirar personal de la embajada británica en Ucrania. La BBC y The Guardian informaron que aproximadamente la mitad del personal que trabaja en la embajada regresará al Reino Unido en una fecha futura no especificada.

EE. UU.

CNN informó que el director de la CIA, William Burns, se reunió con el presidente ucraniano y sus homólogos de inteligencia ucranianos sobre las evaluaciones de amenazas de una invasión rusa a Ucrania.

Se ordenó la salida de los miembros de la familia del personal de la embajada.

EEUU entregó aproximadamente 90 toneladas de armas a Ucrania el 23 de enero. El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha informado este lunes de que hasta 8.500 soldados están en “alerta máxima” para un posible despliegue.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, se reunió con miembros de su equipo de Seguridad Nacional para discutir la acumulación militar de Rusia cerca de Ucrania en Camp David. Biden afirmó que si Rusia sigue invadiendo Ucrania, Estados Unidos impondrá “consecuencias rápidas y severas” a Rusia.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció que el Departamento de Estado notificó al Congreso de los Estados Unidos su intención de entregar cinco helicópteros Mi-17 de la antigua Fuerza Aérea Afgana a Ucrania.

El presidente de los EE. UU., Joe Biden, en conferencia de prensa predijo que Rusia “se mudará” a Ucrania y prometió una respuesta firme de Estados Unidos a cualquier nivel de operaciones ofensivas rusas contra Ucrania. Biden admitió que la OTAN puede enfrentarse a la desunión si Rusia realiza una “incursión menor” y declaró abiertamente que depende de lo que haga, en qué medida obtendremos la unidad total en el frente de la OTAN. Los comentarios de Biden provocaron una reacción violenta inmediata en Kiev, por la sorpresa de que Biden distinguiera entre una incursión y una invasión. La Casa Blanca aclaró los comentarios afirmando que Estados Unidos consideraría cualquier intento del ejército ruso de tomar territorio ucraniano por la fuerza se consideraría una invasión.

Funcionarios estadounidenses y ucranianos negaron los informes de desacuerdos entre Biden y Zelensky.

La CNN citó la declaración de un funcionario ucraniano anónimo de que Biden le dijo a Zelensky que una invasión rusa de Ucrania es prácticamente segura una vez que el suelo se congele y que Kiev podría ser “saqueada” y que Ucrania se “prepare para el impacto”. Otras fuentes en la administración de Zelensky confirmaron que Biden le dijo que una invasión es casi segura a fines de febrero.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU., Emily Horne, negó el informe y afirmó: “Biden dijo que existe una clara posibilidad de que los rusos puedan invadir Ucrania en febrero. Anteriormente ha dicho esto públicamente, hemos estado advirtiendo sobre esto durante meses”.

El portavoz de Zelensky, Sergii Nykyforov, declaró que las citas son completamente falsas y afirmó que la única información correcta se puede encontrar en las lecturas oficiales.

Zelensky en una conferencia de prensa con medios internacionales el 28 de enero minimizó el riesgo de una escalada rusa contra Ucrania. Agradeció a los socios internacionales por su apoyo económico y militar y pidió más envíos de ayuda militar. Afirmó que las advertencias occidentales de una inminente invasión rusa de Ucrania pueden causar tanto daño económico a Ucrania como la acción rusa real. Expresó que no ve una amenaza mayor por la acumulación actual de tropas rusas que la de marzo-abril de 2021. Acusó a los Estados occidentales de causar pánico y desestabilizar Ucrania al evacuar al personal de sus embajadas. Rechazó directamente las afirmaciones de Biden sobre una inminente invasión rusa y afirmó: «Soy el presidente de Ucrania, tengo mi base aquí y creo que conozco los detalles más a fondo que cualquier otro presidente».

Biden, y la presidente de la Comisión Europea, Von der Leyen, emitieron una declaración conjunta sobre la cooperación en materia de seguridad energética. Afirmaron que EE. UU. y la UE están colaborando para garantizar un suministro «continuo, suficiente y oportuno» de gas natural a la UE desde diversas fuentes «para evitar choques en el suministro, incluidos los que podrían resultar de una nueva invasión rusa de Ucrania». Biden dijo que EE. UU. está colaborando con diferentes gobiernos y operadores del mercado para suministrar gas adicional. Afirmaron que este trabajo de coordinación continuará durante una reunión del 7 de febrero del consejo de energía EE.UU.-UE. Nadie mencionó nada acerca de los precios de este esfuerzo.

Blinken afirmó que Estados Unidos no puede predecir lo que hará Putin. Pero también declaró que EE. UU. apoya la implementación de los Acuerdos de Minsk y reiteró que Rusia también debe cumplir con sus obligaciones en virtud de los acuerdos.

La subsecretaria de Estado de los EE. UU., Wendy Sherman, realizó una llamada con funcionarios de la OTAN, la UE y la OSCE para discutir las respuestas de los EE. UU. a las demandas de seguridad rusas y las respuestas coordinadas a la agresión rusa del 27 de enero.

CANADÁ

La Min RREE de Canadá, Melanie Joly, y el presidente de Ucrania, se reunieron el 18 de enero. Se reafirmó el continuo apoyo de Canadá a la integridad territorial y la independencia de Ucrania, y reiteró el apoyo de Canadá para que Ucrania se una a la OTAN. Elementos no especificados del Regimiento de Operaciones Especiales de Canadá se desplegaron en Ucrania alrededor del 9 de enero.

FRANCIA Y ALEMANIA

Emanuel Macron, instó a los miembros de la UE a elaborar propuestas para un nuevo acuerdo de seguridad con Rusia separado de los EE. UU. y la OTAN en las próximas semanas. Dijo, «es bueno que los europeos y Estados Unidos se coordinen, pero es necesario que los europeos lleven a cabo su propio diálogo… Debemos armar una propuesta conjunta, una visión conjunta, un nuevo orden de seguridad y estabilidad para Europa”. El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, probablemente apoye el esfuerzo de Macron para que la UE tenga su propio diálogo de seguridad por separado con el Kremlin. Es probable que el Kremlin busque fragmentar la solidaridad europea contra los objetivos económicos y políticos de Rusia abriendo brechas entre la UE y la OTAN como organizaciones y entre la UE y los miembros de la OTAN.

La Min RREE de Alemania, Annalena Baerbock, y el de Rusia, Sergey Lavrov, discutieron el proceso de certificación del gasoducto Nord Stream 2. Lavrov reiteró su preocupación por la expansión de la OTAN y las demandas de seguridad de Rusia. Discutieron las perspectivas de cooperación en el formato de Normandía. Lavrov acusó a Ucrania de sabotear los Acuerdos de Minsk II y dijo que el Kremlin espera que Alemania utilice su influencia en Kiev para que Ucrania cumpla con los acuerdos.

El comandante de la Armada alemana, Kay-Achim Schonbach, renunció el 22 de enero tras la indignación por sus comentarios en los que pedía a Occidente que tratara al presidente ruso, Vladimir Putin, con el respeto que «él exige y probablemente merece» y afirmaba que Crimea nunca sería devuelta a Ucrania. Schonbach hizo los comentarios en un evento de grupo de expertos en India el 21 de enero.

El Elíseo anunció que Macron, propondrá un «camino de desescalada» al presidente ruso, Vladimir Putin, «en los próximos días». Señaló que Francia es «muy cuidadosa para no crear ambigüedad y volatilidad adicional» al responder a las preguntas sobre las acusaciones del Reino Unido de los intentos rusos de establecer un gobierno títere en Ucrania y los EE. UU. poniendo a 8.500 militares en alerta máxima. El Elíseo dijo que Francia quiere una respuesta coordinada y «operativa» a las demandas de seguridad rusas.

OTAN/UE

El Min RREE de Ucrania, Dmytro Kuleba, y el Jefe de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, discutieron la seguridad de Ucrania el 19 de enero. Kuleba y Borrell discutieron un paquete integral de medidas para disuadir a Rusia de una mayor agresión, incluida la preparación de sanciones “duras”. Borrell afirmó que existe un entendimiento claro en la Unión Europea de que sólo un fuerte paquete de disuasión detendrá a Rusia.

El gobierno danés aprobó un programa de apoyo de 22 millones de euros para que Ucrania mejore su resiliencia y sus reformas de defensa de 2022 a 2025. El programa apoya la estabilización, el desarrollo y la asistencia orientada a la defensa, incluidas las reformas de estructura y capacidad de defensa.

La UE anunció el 24 de enero un nuevo paquete de asistencia macroeconómica de 1.200 millones de euros en subvenciones y préstamos de emergencia a Ucrania.

La OTAN hizo una declaración sobre sus despliegues de fuerzas en curso y planificados en Europa del Este. Los despliegues incluyen el envío de una fragata de Dinamarca al Mar Báltico y el despliegue de cuatro aviones de combate F-16 en Lituania en apoyo de la misión de vigilancia aérea; España envía barcos para unirse a las fuerzas navales de la OTAN y está considerando enviar aviones de combate a Bulgaria; Francia expresa su disposición a enviar tropas a Rumania bajo el mando de la OTAN; los Países Bajos envían dos aviones de combate F-35 a Bulgaria en abril para apoyar las actividades de vigilancia aérea de la OTAN y poner un barco y unidades terrestres no especificadas en espera para la Fuerza de Respuesta de la OTAN. La OTAN enmarcó estos despliegues como medidas para reforzar la disuasión aliada.

La Administración de Material de Defensa de Suecia (FMW) activó su “personal de crisis y guerra” el 25 de enero. La entidad gubernamental sueca, responsable de la adquisición y gestión de armas para las fuerzas armadas suecas, declaró que no evalúa “una crisis aguda es inminente” pero debe prepárese para abastecer al ejército sueco «en caso de un mayor deterioro». El anuncio de FMV no menciona a Rusia por su nombre, pero es casi seguro que se dirige a las acciones agresivas en curso de Rusia.

Compartir:

Recomendados