Política

Mientras miramos a Ucrania…la guerra empieza en otra parte. (2da parte)

Mientras Occidente continúa con su visión monofocal la política del Kremlin continúa progresando…no siempre con los mejores socios

Compartir:

Acto Quinto: ¡Più strana è la cosa! Il pazzo possiede… (¡La cosa es más rara! El tonto tiene...)

Mientras Occidente continúa con su visión monofocal y escasamente periférica, la política multi e intra disciplinaria del Kremlin continúa progresando…no siempre con los mejores socios, “Sparafucile mi nomino”.

La campaña del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, para obligar a la Unión Europea (UE) a derogar las sanciones contra su país, terminó aislándolo geopolíticamente a Bielorrusia y dándole mayores oportunidades a Rusia para incrementar el despliegue de fuerzas en Bielorrusia, en miras a amenazar a Ucrania y la OTAN. Bielorrusia se vio obligada a acordar condiciones con Rusia para ampliar la cooperación militar en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania con el pretexto de proteger al Estado de la Unión, dominado por el Kremlin, de las supuestas amenazas de la OTAN.

Lukashenko además, bajo instrucción del Kremlin, continúa promoviendo una campaña de tráfico de migrantes, sindicando como responsables de la crisis a los Estados de la UE por negarse a aceptar migrantes. Los aliados de EE. UU. en la vecindad: Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Ucrania, han aumentado las medidas de seguridad en la frontera con Bielorrusia a lo largo de noviembre para intentar controlar el movimiento de migrantes.

Lukashenko enmarca a Bielorrusia como actor humanitario mientras trafica con migrantes para desestabilizar Polonia y la UE. Ordenó el establecimiento de campos de refugiados a lo largo de la frontera con Polonia el 12 de noviembre y visitó ostentosamente un centro de refugiados estatal bielorruso en Grodno el 27 de noviembre para solventar el discurso de que Bielorrusia es un actor humanitario que busca ayudar a los migrantes.

Sin embargo, Lukashenko es un buen empleado, pero torpe. Mientras impulsaba la organización de un convoy humanitario para refugiados en la frontera con Polonia en noviembre, ya había bloqueado la entrada de tres convoyes humanitarios polacos a Bielorrusia desde el inicio del conflicto. Asimismo, las fuerzas de seguridad bielorrusas continúan preparando a los migrantes para los cruces fronterizos contra Polonia, por ejemplo, armándolos con granadas paralizantes.

Lukashenko y la canciller alemana Angela Merkel cruzaron llamadas telefónicas sobre la crisis migratoria el 15 y 17 de noviembre; las primeras con un jefe de Estado occidental desde agosto de 2020. A consecuencia del encuentro Bielorrusia comenzó a regresar a los migrantes a sus países de origen (Irak) el 18 de noviembre, y un vuelo adicional el 22 de noviembre. Los guardias fronterizos polacos y bielorrusos confirmaron que los migrantes dejaron sus campamentos improvisados en la frontera el 18 de noviembre, aunque pequeños grupos permanecen aún en la frontera. Los guardias polacos informaron el 28 de noviembre que los cruces de migrantes ilegales disminuyeron de 500 a 200 intentos diarios.

Pero, Lukashenko redujo, pero no terminó, la campaña de tráfico de migrantes; conserva la opción de escalar la campaña en cualquier momento. Impuso restricciones legales para limitar el acceso de los medios de comunicación y las organizaciones de ayuda a la frontera el 30 de noviembre. Las restricciones pueden durar hasta tres meses, aumentando la dificultad de los periodistas para evaluar la trata de migrantes. Los vuelos de repatriación iraquíes han aliviado las tensiones, pero los migrantes que quedaron en el país tienen por delante las duras condiciones invernales con acceso limitado a recursos humanitarios y sin cobertura de los medios. Es probable que Lukashenko use las denuncias de muertes de migrantes y la mayor seguridad fronteriza de Polonia y Lituania para intensificar las operaciones de desinformación existentes que alegan que la OTAN realiza preparativos para atacar Bielorrusia y/o Rusia.

El gobierno bielorruso emplea la falsa acusación a Occidente por la crisis migratoria para incrementar la actividad militar bielorrusa y rusa dentro del país disfrazándola como una prevención a una imaginada concentración de tropas de la OTAN. Lukashenko declaró que la OTAN desplegó 15.000 soldados cerca de la frontera el 11 de noviembre. Minsk anunció el 25 de noviembre que aumentarían las patrullas aéreas conjuntas en el espacio aéreo bielorruso en respuesta a su propia mentira. Lo cierto es que las fuerzas de la OTAN han aumentado su estado de alerta y preparación a causa de los movimientos militares de Rusia y Bielorrusia, pero no han colocado tropas para posibles operaciones ofensivas. Las mentiras de Lukashenko tienen patas más cortas que las de Putin, lo que lo hace un socio débil y de empleo limitado.

De todas formas, Rusia probablemente desplegará fuerzas terrestres en Bielorrusia a fines de 2021 o principios de 2022. El ministro de Defensa bielorruso, Viktor Khrenin, anunció el 29 de noviembre que Rusia y Bielorrusia desarrollarán un ejercicio militar conjunto en la frontera entre su país y Ucrania en fecha indeterminada. El Kremlin enmarca esta intervención militar como vital para proteger a su aliado y preservar el Estado de la Unión. Un despliegue ruso permanente en Bielorrusia y el consiguiente aumento de la libertad de movimiento de las fuerzas armadas rusas habilitan proyectar nuevas líneas de operaciones para un ataque contra Ucrania, Polonia y/o los países bálticos.

Minsk y el Kremlin están en marcha para continuar la actividad de desestabilización de la UE. El Kremlin está expandiendo su presencia militar en Bielorrusia para aumentar su capacidad de amenazar militarmente a la OTAN y Ucrania.

Hasta ahora, Lukashenko no ha logrado que la UE que ponga fin a las sanciones contra Bielorrusia, pero puede haber exacerbado las divisiones dentro de la UE. La UE extendió las sanciones a Bielorrusia en noviembre. Sin embargo, las conversaciones telefónicas de Lukashenko con Angela Merkel, legitimaron a Lukashenko como presidente de Bielorrusia a pesar de la negativa de Alemania y otros Estados de la UE a reconocer los resultados fraudulentos de las elecciones presidenciales de agosto de 2020. El presidente bielorruso puede utilizar estas llamadas para crear divisiones en la UE, la primera de ellas se manifestó de inmediato el 27 de noviembre el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki condenó a Merkel por restablecer ese contacto directo.

Frente a esta crisis migratoria los miembros más orientales de la UE han actuado enérgicamente, lo que resulta disonante con la actitud de los miembros más occidentales de la UE. Letonia comenzó un ejercicio militar de 3.000 soldados en la frontera con Bielorrusia el 15 de noviembre; Estonia se comprometió a enviar fuerzas de apoyo a Polonia y Letonia el 18 de noviembre; las fuerzas armadas de Lituania establecieron un ejército con base en la frontera con Bielorrusia el 22 de noviembre, y Ucrania lanzó una nueva operación para reforzar la frontera entre Ucrania y Bielorrusia el 24 de noviembre. La UE y varios de sus miembros occidentales han adelantado su visión negativa a estas acciones, mientras que los miembros orientales de la UE afirman que la UE no los apoya ante la presión rusa y bielorrusa. Estos desacuerdos son el resultado de los esfuerzos de Rusia y Bielorrusia para fracturar las respuestas occidentales a la actividad en Europa Oriental.

Minsk y el Kremlin están en marcha para continuar la actividad de desestabilización de la UE. El Kremlin está expandiendo su presencia militar en Bielorrusia para aumentar su capacidad de amenazar militarmente a la OTAN y Ucrania.

Es probable que Lukashenko avance discursos y operaciones de información de la desescalada en la frontera con Polonia para presentar a los Estados de la UE que limitan con Bielorrusia como los principales perpetuadores de la crisis migratoria. Se espera que Lukashenko continúe provocando respuestas militares agresivas de Polonia y otros vecinos para justificar la militarización rusa y socavar la legislación de la UE en sus estados miembro.

Acto Sexto: Me forse al mondo temono (Acaso haya quien me teme en este mundo)

La visión presentada de la política rusa aún resulta incompleta, y aun con lo que agregaremos nos faltarán escenarios de acción.

Afganistán

Los medios de comunicación en manos del Kremlin han dejado de representar a los talibanes como una organización terrorista, es este un gran indicador de un esfuerzo gradual para apoyar el reconocimiento internacional de los talibanes como gobierno afgano

Los medios de comunicación en manos del Kremlin han dejado de representar a los talibanes como una organización terrorista, es este un gran indicador de un esfuerzo gradual para apoyar el reconocimiento internacional de los talibanes como gobierno afgano. Las agencias de noticias estatales se refirieren ellos como una «organización sujeta a sanciones de la ONU por actividades terroristas». Además, el Kremlin comenzó a remitir entregas de ayuda humanitaria a los talibanes en noviembre. Ya entregó 108 toneladas de carga humanitaria directamente a Kabul el 18 de noviembre, probablemente a cambio de la extracción de 380 evacuados rusos, bielorrusos, kirguís, armenios, ucranianos y afganos. Desde finales de agosto el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia y el presidente Vladimir Putin se habían comprometido a enviar ayuda humanitaria a Afganistán, pero probablemente el retraso se haya debido a que Rusia necesitaba tiempo para construir una base amplia de apoyo internacional y asegurarse una posición de negociación sólida con los talibanes –puntada sin hilo aquí no se conoce-. El Kremlin probablemente esté dispuesto a reconocer a los talibanes a principios de 2022.

Mali

Se cree que el Kremlin desplegará al Grupo Wagner en Malí antes de las elecciones presidenciales y legislativas en febrero de 2022, para evitar tener que repetir la negociación con un nuevo gobierno – o para evitar el cambio-

Moscú mantuvo ingentes reuniones de coordinación con el gobierno de Malí durante noviembre en busca de desarrollar el despliegue de Wagner, una empresa militar privada del Kremlin, en Malí a principios de 2022. Se cree que el Kremlin desplegará al Grupo Wagner en Malí antes de las elecciones presidenciales y legislativas en febrero de 2022, para evitar tener que repetir la negociación con un nuevo gobierno – o para evitar el cambio-. El objetivo de estos esfuerzos es deteriorar las relaciones franco-malienses, asegurar el acceso de Rusia a los recursos naturales de Malí y aumentar la influencia militar rusa en África Occidental.

Según algunos, Malí y Rusia habían iniciado las negociaciones sobre Wagner desde finales de septiembre. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, afirmó el 11 de noviembre al ministro de Relaciones Exteriores de Malí, Abdullah Diop, que Rusia continuará enviando equipo militar a Malí, aprovechando que Francia cerró tres de sus bases militares en el país (¿La Franc Afrique se retira?). Lavrov negó que contratistas militares privados rusos se desplieguen en Mali, pero declaró, durante una reunión de cooperación de seguridad ruso-francesa en París, Francia, el 12 de noviembre, que Rusia continuará apoyando el esfuerzo oficial de Mali sobre contraterrorismo. El jefe de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, dijo el 15 de noviembre que la UE investigará los vínculos de Wagner para posibles nuevas sanciones el 13 de diciembre. Según los informes, el Kremlin envió armas pequeñas y municiones a Bamako, el 20 de noviembre, y cuatro helicópteros de transporte militar Mi-17 el 26 de noviembre.

Armenia y Azerbaiyán

Es poco probable que la negativa rusa degrade las relaciones ruso-armenias en razón a la importante dependencia económica, diplomática y militar de Armenia de Rusia. Este estilo de relación me suena.

El Kremlin negoció un alto el fuego tras una violación de Azerbaiyán contra territorio armenio el 16 de noviembre, aunque rechazó un pedido armenio de apoyo militar. Moscú negoció un alto el fuego el 16 de noviembre después de que, aparentemente, Azerbaiyán iniciara enfrentamientos en la frontera entre ambos países temprano en ese mismo día. El secretario del Consejo de Seguridad de Armenia, Armen Grigoryan, anunció que se invocaría un tratado ruso-armenio de 1997 sobre asistencia mutua. Sin embargo, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) informó que no recibió una notificación oficial de Armenia. Es probable que Moscú haya presionado a Armenia para que no hiciera un llamamiento oficial a cambio de negociar un alto el fuego.

El presidente ruso Vladimir Putin organizó una reunión con el primer ministro armenio Nikol Pashinyan y el presidente azerbaiyano Ilham Aliyev en Sochi el 26 de noviembre para apoyar este esfuerzo. Pashinyan y Aliyev acordaron demarcar y desmilitarizar la región en una declaración conjunta con Putin. La consecuencia de la falta de voluntad de Rusia para apoyar militarmente a Armenia bajo el acuerdo de 1997 podría mover al primer ministro armenio a buscar garantías de seguridad adicionales o expandir las capacidades militares armenias. Sin embargo, es poco probable que la negativa rusa degrade las relaciones ruso-armenias en razón a la importante dependencia económica, diplomática y militar de Armenia de Rusia. Este estilo de relación me suena.

Serbia

Es claro que el Kremlin ofreció a Serbia un precio bajo del gas para otorgarle al partido gobernante un impulso político antes de las elecciones de abril de 2022.

Rusia firmó un acuerdo de gas a corto plazo con Serbia a precios de descuento, para reforzar al presidente Aleksandar Vucic, su aliado, antes de las elecciones parlamentarias de abril de 2022. El presidente ruso firmó un acuerdo de gas por seis meses con el presidente serbio el 25 de noviembre. La oferta de gas ruso por $ 270 por mil metros cúbicos, es una cuarta parte del precio promedio en el mercado europeo. Este precio preferencial del gas no es un acuerdo a corto plazo y está destinado a subsidiar a Serbia hasta que Belgrado y Moscú negocien un acuerdo a largo plazo cuando el acuerdo de seis meses termine en el verano de 2022. Es claro que el Kremlin ofreció a Serbia un precio bajo del gas para otorgarle al partido gobernante un impulso político antes de las elecciones de abril de 2022 –curiosamente cuando termina el acuerdo- y evitar que Serbia busque fuentes de energía alternativas o lazos económicos más estrechos con los Estados europeos. Con el gobierno serbio fortalecido en las elecciones el acuerdo con Rusia se presentará como más seguro.

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva

El Kremlin está diversificando con éxito las capacidades de la CSTO para cubrir las operaciones militares y de mantenimiento de la paz. Estos ejercicios de la CSTO amplían las capacidades de proyección de la fuerza rusa y otorgan al Kremlin más opciones para responder a futuras escaladas u operaciones yihadistas en Afganistán y sus alrededores.

Del 8 al 12 de noviembre la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) desarrolló el importante ejercicio anual antiterrorista “Hermandad inquebrantable”, preparando aún más a las fuerzas de la CSTO para emprender operaciones de seguridad o de mantenimiento de la paz en Asia Central. Mil ochocientos efectivos rusos, armenios, bielorrusos, kazajos, kirguises y tayikos de las Fuerzas de Mantenimiento de la Paz de la CSTO participaron en el ejercicio en Kazán. Muy superior al del 2021 en que sólo participaron 800 personas. El Kremlin reformuló el ejercicio en respuesta a la toma de control de Afganistán por los talibanes en agosto de 2021. Las fuerzas de la OTSC practicaron la preparación de una respuesta militar y humanitaria conjunta a una amenaza terrorista. Los discursos que guiaron el ejercicio de la OTSC y Rusia señalaron que todo se centró en separar las partes en conflicto y hacer cumplir un alto el fuego -un cambio del enfoque estrictamente cinético de la mayoría de los ejercicios de la OTSC desde el verano de 2021- y aprovechó la experiencia rusa en Siria y Nagorno-Karabaj. El Kremlin ha buscado durante mucho tiempo legitimar la OTSC como una fuerza de mantenimiento de la paz reconocida por las Naciones Unidas, y probablemente buscará expandir las capacidades de mantenimiento de la paz de la OTSC a través de más ejercicios importantes. El secretario general de la OTSC, Stanislav Zas, declaró durante la ceremonia de clausura de La Hermandad Inquebrantable que la OTSC busca integrar su fuerza conjunta de mantenimiento de la paz con las Naciones Unidas.

El Kremlin está diversificando con éxito las capacidades de la CSTO para cubrir las operaciones militares y de mantenimiento de la paz. Estos ejercicios de la CSTO amplían las capacidades de proyección de la fuerza rusa y otorgan al Kremlin más opciones para responder a futuras escaladas u operaciones yihadistas en Afganistán y sus alrededores.

Además, la CSTO llevó a cabo el ejercicio “Colbalt-2021” del tamaño de una compañía en la región de Khalton, Tayikistán, del 17 al 19 de noviembre. Este ejercicio enfatizó las operaciones de las fuerzas especiales contra los combatientes armados, a diferencia del enfoque de mantenimiento de la paz de la Hermandad Inquebrantable. Participaron militares de la Base Militar rusa 201, tropas fronterizas tayikas y Fuerzas Especiales internas no identificadas de la OTSC, incluidos oficiales de narcóticos y elementos de la Fuerza Colectiva de Respuesta Rápida de la OTSC.

Ah, pero la OTAN

Moscú condenó varios ejercicios navales de la OTAN con países aliados en los mares Báltico, Egeo y Negro en octubre y noviembre, describiéndolos como provocaciones occidentales.

Moscú condenó varios ejercicios navales de la OTAN con países aliados en los mares Báltico, Egeo y Negro en octubre y noviembre, describiéndolos como provocaciones occidentales. El presidente Vladimir Putin dijo que «nuestras advertencias recientes» -en referencia a los despliegues militares rusos cerca de Ucrania- son en parte una respuesta a la actividad de la OTAN en el Mar Negro del 18 de noviembre. El Kremlin quiere poner fin a las operaciones navales estadounidenses en el Mar Negro y continuará denunciando que los ejercicios de la OTAN en el Mar Negro justifican las provocaciones militares rusas contra Ucrania.

Fragatas estadounidenses, canadienses, holandesas, portuguesas y españolas realizaron ejercicios de interoperabilidad de la OTAN en el Mar Báltico, mientras que buques estadounidenses, italianos, turcos, alemanes y rumanos realizaron ejercicios simultáneamente en el Mar Egeo del 27 al 29 de octubre. La Sexta Flota estadounidense se desplegó en el Mar Negro el 4 de noviembre y el 30 de octubre, respectivamente, para ejercicios de interoperabilidad con buques búlgaros, rumanos, turcos y ucranianos. La Sexta Flota de Estados Unidos anunció más tarde que el destructor de misiles guiados USS Arleigh Burke entró en el Mar Negro el 25 de noviembre «para operar con los aliados y socios de la OTAN en la región». El Kremlin condenó estos despliegues. El Ministerio de Defensa ruso declaró que la Flota rusa del Mar Negro rastreó al USS Mount Whitney –insignia de la Sexta Flota- cuando entró en el Mar Negro el 4 de noviembre.

China

Rusia y China están actuando en interés mutuo para limitar la presencia occidental en el Mar de Okhotsk y el Océano Pacífico.

Rusia y China acordaron proyectos de cooperación económica y militar a fines de noviembre. El ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, y su homólogo chino, Wei Fenghe, firmaron un plan para ejercicios estratégicos conjuntos y patrullas aéreas y marítimas conjuntas para 2021-2025 el 23 de noviembre para fortalecer la confianza mutua entre las dos fuerzas armadas. Como no podía ser de otra manera, Shoigu afirmó que la cooperación militar ruso-china es en respuesta al aumento del número de vuelos de bombarderos estratégicos estadounidenses en el Mar de Okhotsk y a lo largo de las fronteras de China y Rusia. Shoigu señaló que la proximidad de los ejercicios de aviación estratégica de EE. UU. «Global Thunder» en la frontera oriental de Rusia, probablemente alentarán a China a mejorar las patrullas conjuntas en el este de Asia contra Occidente. Rusia y China están actuando en interés mutuo para limitar la presencia occidental en el Mar de Okhotsk y el Océano Pacífico.

Non dee mancarci lo stratagemma… (No ha de fallar el plan)

El escenario es complejo, pero como todo problema tiene una solución simple, aunque no sencilla. El inconveniente mayor parece estar en la interpretación de la situación y sus ramificaciones integradas. Es en este sentido en el que Vladimir Putin le lleva ventaja a occidente principalmente. Su lectura divergente y lateral de los hechos le da la delantera por ahora. Bien pensado sólo tiene fuerzas armadas poderosas, gas y petróleo, y un gran espacio geográfico propio para maniobrar, pero no mucho más. Es la forma de reunir, entrelazar y tejer esos recursos en una política integrada lo que lo potencia. Y un ingrediente más, muy importante es su continuidad gubernamental hasta el 2032, estabilidad de que sus oponentes no gozan.

Pero esos oponentes cuentan con más recursos, muchos más que los que Rusia dispone. Pero les falta unidad de criterio, abandonar las políticas partisanas que quiebran sus lazos más sagrados, dejar de ver el beneficio económico como sólo eso y no como un recurso político. Dejar de actuar como delicadas y frágiles ballerinas y entender que están enfrentándose con leñadores siberianos que hace meses que no ven a una mujer.

Una lectura rápida de las acciones rusas podría ser la siguiente:

  1. Se aprueba Nord Stream 2
  2. Rusia domina Europa por el suministro de gas y su precio
  3. La política rusa en los Balcanes progresa extendiendo su influencia a Serbia, Federación de Bosnia-Herzegovina y la República de Bosnia Srpska.
  4. Se hacen más fuertes los acuerdos con Hungría y Moldavia
  5. La cuestión de las migraciones separa a los países orientales de los occidentales en la UE, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania se sienten defraudados y abandonados
  6. Bielorrusia termina por minar la confianza polaca en la OTAN
  7. Rusia cierra los gasoductos que cruzan Ucrania y deja de pagar el derecho de paso impactando la economía ucraniana
  8. Los ciudadanos rusos en Ucrania fuerzan un plebiscito a favor de Rusia
  9. Asia y África apoyan a Rusia
  10. EE. UU. y la EU amenazan con sanciones económicas
  11. Europa vuelve a la partición geográfica anterior a 1989
  12. Todo sin disparar un solo tiro

En este mundo todo es posible.

No creo que nadie recurra a una solución militar de guerra abierta; pero cuidado, si sucede es porque hay negocios ocultos y nos están engañando.

Finalmente. Gilda, la joven hija de Rigoletto, termina siendo asesinada por error por los incompetentes sicarios de Sparafucile contratados por su padre, quienes la confunden –estando vestida de hombre- con Il Duca di Mantova. ¡No, lasciarmi non dêi, non morir! Llora su padre sobre su cadáver.

Esperemos que ni Occidente ni Rusia empleen medidas tan incompetentes y graves como para que todos terminemos lamentándonos sobre el cadáver de Gilda-Europa.

MIENTRAS MIRAMOS A UCRANIA…LA GUERRA EMPIEZA EN OTRA PARTE (1ra Parte)

https://faroargentino.com/2021/12/mientras-todos-miramos-a-ucraniala-guerra-empieza-en-otra-parte/

Compartir:

Recomendados